Alcohol y Bebidas Energéticas

Niveles altos de la estimulante cafeína de las bebidas energéticas, sumados al efecto sedante del alcohol pueden engañar al cuerpo incurriendo en una conducta de riesgo. “Cuando se disminuye el estado de alerta y se permanece despierto, puedes seguir tomando alcohol hasta llegar a una intoxicación etílica”, alerta la doctora Olivos. En algunos grupos, este “combinado” podría llegar a causar una arritmia cardiaca.
Fuente: EL Mercurio / Vida y Salud.