Queso vegetal de almendras

Necesitarás: un frasco de vidrio higienizado con agua hirviendo y una telita.

La receta es en realidad muy sencilla, ya que se hace prácticamente sola. Pero requiere paciencia, pues tanto el germinado como el fermentado requieren tiempo. Pero teniendo lo necesario, puedes tener un queso de almendras fermentado en 24 horas.

Ingredientes

– 1 taza de almendras activadas y peladas, es decir, remojadas en agua durante 2 horas.
– 1 taza de rejuvelac (agua enzimática) o 1 taza de agua más una cápsula de polvos probióticos (opcional).
– sal marina a gusto

Preparación:

Remojar las almendras durante 2 horas y pelar (al hidratarse, la piel de la almendra es más fácil de pelar), si es que quieres que quede blanco, como la ricota.
En una licuadora, echar las almendras y el agua (sin cloro) o el agua del fermentado de trigo (rejuvelac) y procesar, hasta que quede una crema homogénea y espesa. Si hace frío, te sugiero entibiar el agua a temperatura corporal. Luego, verter la pasta de almendras en un frasco limpio (dejando un margen para cuando el queso se expanda) y agregar el probiótico si deseas (y si no has usado rejuvelac) Dejar reposar cubierto con un paño limpio a temperatura ambiente durante al menos 16 horas. En invierno debes ubicarlo en el lugar más cálido de la cocina. Cuando haya fermentado, notarás que tiene un aroma fermentado suave, que ha aumentado su volumen y que tiene unas burbujas de aire. Se verá así:

queso

En este punto se puede filtrar con el filtro de paño para darle una mejor consistencia, más firme. El subproducto del queso el yogurt de almendras. Una vez filtrado, agregar la sal, los aliños (opcional) y servir. Se puede conservar en el refrigerador, en un envase bien sellado, durante un par de días. Si huele muy ácido o sabe amargo, sugiero descartar.

Sugerencias

Si te gusta el queso suave y dulzón, te recomiendo que dejes fermentar la almendra sólo con agua o con agua y polvos probióticos (hay unos especiales, pero los que venden en la farmacia también sirven). Si les gusta el queso con un sabor más fuerte, con un toque acidito, utilicen rejuvelac.
El resultado de los fermentados depende de muchos factores: el ambiente, la materia prima, las horas de activación de la almendra, entre otros. ¡Diviértete experimentando!
La parte más trabajosa de la preparación es el pelado de la almendra, así es que te sugiero que pidas una (s) manito(s) que te ayude(n). No sé, tal vez quede bueno con la almendra sin pelar también, habría que probar.
Puedes aliñarlo con ciboulette, ajo, albahaca, cúrcuma, o con lo que tú prefieras.

Fuente: http://comosemillas.blogspot.com/2012/01/queso-vegetal-de-almendras.html

Recuerden que los quesos se pueden hacer con cualquier fruto seco. Es cuestión de experimentar y que también se pueden madurar, al igual que los quesos de leche animal, pero para la salud son mejores los quesos frescos, ya que con el paso del tiempo el queso va teniendo mayor concentración de levaduras (las levaduras son altamente alergénicas).

Les dejo un enlace con la receta para madurar quesos.